La experiencia negativa de Izquierda en Positivo

Sin categoría

Hace algo más de un año, en julio de 2018, se presentó bajo el Arco de Triunfo de Barcelona el nuevo partido Izquierda en Positivo, con la presencia y el apoyo del histórico líder del PCE e Izquierda Unida Paco Frutos, y la voluntad manifiesta de dar representación y voz a un amplio sector de la izquierda que –sobre todo en Cataluña– se siente huérfana ante la vergonzosa sumisión de la llamada “izquierda transformadora” a los dogmas insolidarios y supremacistas del nacionalseparatismo. Esa orfandad, hoy –y a las puertas de unas nuevas elecciones generales en España, y muy probablemente también autonómicas en Cataluña– sigue siendo tan imperiosa como entonces; pero un grupo importante de los hombres y mujeres que en ese momento decidimos crear ese nuevo partido, nos vemos ahora en la necesidad de recapitular sobre lo que ha constituido una sumamente frustrante experiencia, de la cual sin duda hay que aprender, y tras la cual sigue siendo necesario crear un marco organizativo para la izquierda no nacionalista en España y en Cataluña.

El proceso de crear una opción de izquierda no nacionalista en Cataluña se inicia el 25 de febrero de 2017, cuando, convocado por ACP (Alternativa Ciudadana Progresista) se celebró el Primer encuentro de la Izquierda No Nacionalista. A partir de ese día mensualmente se hicieron encuentros que, a finales de junio, desembocaron en el manifiesto Desde la Fraternidad, y la constitución del Foro de las Izquierdas No Nacionalistas (FI·ENN).

El 14 de julio, ante la anunciada convocatoria de un referéndum secesionista, FI·ENN hace público el comunicado ¿Referéndum antidemocrático y secesionista? No, gracias. No al falso derecho a dividirnos.

Tras la aprobación de las leyes inconstitucionales del 6 y 7 de septiembre, reunido el Foro, decide lanzar una campaña contra el referéndum ilegal del 1 de Octubre y convoca para el 26 de septiembre un mitin en La Sedeta con la intervención de destacados miembros que apoyan el Foro.

Tras la aplicación del 155 y de la posterior convocatoria de elecciones autonómicas se convoca una reunión de las organizaciones que apoyaban el FI·ENN con la intención de valorar la oportunidad de hacer una coalición electoral para presentarse a las elecciones. La idea no fraguó.

El FI·ENN se volvió a reunir en enero de 2018 para analizar el resultado electoral y posterior mente sacó un nuevo comunicado sobre el enquistamiento de Cataluña.

Desde ACP entendíamos que era necesaria la existencia de un partido con planteamientos ideológicos de izquierda y un posicionamiento de oposición frontal al nacionalismo. En los primeros meses de 2018, algunos miembros de ACP –Pedro Fernández, Jordi Cuevas, Miguel Candel y Vicente Serrano, todos con una dilatada trayectoria de militancia en organizaciones de la izquierda transformadora como Podemos o EUiA–, iniciamos conversaciones con Miguel del Amo, primero, y luego con Enrique Sanjurjo y Toni García, miembros de la asociación n+ (en Positivo). Parecía que su análisis de la realidad coincidía con el nuestro, a pesar de su procedencia de un partido como UPyD, integrado en la internacional liberal. Tras varios encuentros en el que se nos unen otros compañeros –el ex miembro de la Comissió Nacional de EUiA Pedro Mercado y otros, no adscritos a ACP ni a En Positivo–, llegamos a la conclusión que la Izquierda en Cataluña esta huérfana de un partido con planteamientos dentro del espectro de lo que podríamos denominar Izquierda Unida / Podemos / Comuns, pero con una clara posición frente al nacionalismo secesionista. Finalmente decidimos, los mentados anteriormente, lanzar la constitución del partido.

Dado que los compañeros de n+ tenían ya un partido registrado desde hacía tiempo en el Registro de Partidos (PeP, Progresistas en Positivo), aceptamos su ofrecimiento de cambiar el nombre del mismo –procedimiento en principio más sencillo y rápido que el de crear otro nuevo– y constituirnos como Grupo Promotor (en adelante G.P.), que deberá cumplir las funciones de ejecutiva del nuevo partido hasta la celebración del primer Congreso del mismo –en el cual deberían elegirse democráticamente sus órganos de dirección definitivos–, con el compromiso verbal, por parte de Miguel del Amo, Enrique Sanjurjo y Toni García, de que los miembros del G.P. serán también incluidos en el Registro de Partidos como representantes legales del nuevo partido. El nombre del nuevo partido será IZQUIERDA EN POSITIVO.

El G.P. comienza de inmediato a trabajar bajo el principio de la confianza mutua. Ingenuamente, no se reclama ningún documento que refleje los cambios acordados.

Se inicia un proceso de elaboración de documentos-base en los que se asignan redactores de cada apartado con el fin de crear un ideario/manifiesto. El primer guión de trabajo lo elaboró Vicente Serrano y lo remitió a los integrantes del grupo de Google que fue creado al efecto. En dicho guión se incorporaban los compromisos de redacción que cada miembro del G.P. tenía que elaborar para su posterior debate.

De la primera redacción de documentos entregan su propuesta Mercado (Modelo de Organización Territorial de España y reforma de la Constitución), Candel (Política Sindical), y Serrano (Reforma Electoral). Finalmente, y dada la urgencia de la presentación, Pedro Mercado propone un decálogo que, con ligeras variaciones, finalmente acepta el Grupo Promotor como Documento Programático Base.

Sanjurjo abre un hosting y reserva el dominio www.izquierdaenpositivo.es, Serrano diseña y desarrolla la página web. El partido se presenta bajo el Arco de Triunfo de Barcelona el 12 de julio, con las intervenciones de los miembros del G.P. y la participación de Paco Frutos como invitado.

Intervenciones: Enrique Sanjurjo (Hoy nace IZQUIERDA EN POSITIVO), Pedro Mercado (Decir la verdad siempre es revolucionario), Miguel Candel (El siglo XX no se entiende sin la izquierda, el siglo XXI tampoco. y Vicente Serrano (La riqueza del bilingüismo y la perfectibilidad de la democracia.

De la prensa: IZQUIERDA EN POSITIVO, una opción de voto a la izquierda “no independentista”, se presenta en Barcelona

A partir de la presentación se crea el formulario de afiliación y de contacto y empezamos a emitir comunicados sobre temas sociales candentes (prácticamente todos redactados por Jordi Cuevas, Miguel Candel, Pedro Fernández, Pedro Mercado o Vicente Serrano), y a elaborar más documentos.

Se debate sobre la pertinencia de presentarnos a las elecciones generales de marzo de 2019, ya que la idea inicial era hacerlo en Municipales y Europeas: Del Amo y Serrano defienden la importancia de estar presentes como medio de ser conocidos para las de mayo de 2019. A pesar de las prevenciones de Candel, Cuevas y Fernández, lo hacemos.

Por otro lado, se ve la posibilidad de convencer al entonces eurodiputado de IU Javier Couso como primer candidato a las Europeas. Después de compartir con él un debate en la Universidad de Barcelona, todos coincidimos en que es el candidato ideal. Del Amo es el encargado de los contactos… y a partir de ahí, el buen rollo en el G.P. desaparece. A partir de ese momento, el triunvirato formado por Del Amo, Sanjurjo y García –el sector procedente de UPyD, y que constaban como representantes legales del partido ya desde su denominación anterior– actúa unilateralmente, con total opacidad, y sin informar, consultar, consensuar ni responder ante el resto del G. P. El secretismo es total: Al resto del G.P. llegan oscilantes y contradictorios avances sobre posibles acuerdos o coaliciones con el DIEM 25 de Yanis Varoufakis, con “Actúa” de Gaspar Llamazares y Barltasar Garzón, o con “Revolución Ciudadana” del expresidente de Ecuador, Rafael Correa, que nos parecen interesantes; pero la información sigue siendo secreta para el G.P., y todo nos llega a toro pasado.

Por otro lado, a tres días de las elecciones generales, y tras una semana de tensión en la que nos llegaban rumores –ni siquiera la información fidedigna– de que Del Amo, Sanjurno y García pretendían que nos retirásemos de las Elecciones Generales sin debate, conseguimos que se reúna el G.P. y se acuerda por mayoría no retirarnos de las mismas por el daño que daríamos a nuestra imagen, y por respeto a los esfuerzos realizados y esperanzas puestos en nosotros por el resto de nuestra militancia. Durante esa reunión (también durante otras), Del Amo exhibe un estilo insultante y chulesco y una total falta el respeto a los compañeros del grupo promotor, y la abandona sin esperar a su finalización. Sanjurjo y García se despiden de la misma con un escueto “ya nos veremos en el Congreso (congreso que, a fecha de hoy, ni se ha convocado ni hay previsión de que se convoque).”

A partir de esa reunión, el G.P. deja fulminantemente de reunirse, a pesar de las reiteradas peticiones en tal sentido de la mayoría de sus miembros. De hecho, Miguel del Amo corta unilateralmente toda comunicación con los restantes miembros del G. P., salvo con García y Sanjurjo, «a través de los cuales» nos «comunica» que el G.P. «ya no existe».

Nuestra indignación por el ninguneo al G.P. se estrella contra la deslealtad del «triunvirato rector» del partido, que evidentemente había incumplido los acuerdos relativos a la correcta legalización del partido (presumiblemente nunca tuvieron intenciones de cumplirlos), y se mantienen a sí mismos como únicos detentadores de todos los cargos: Del Amo como presidente y Sanjurjo y García como Secretario y Tesorero respectivamente.

Mientras tanto, la campaña de las Municipales es un desastre: «el triunvirato» torpedea que se formalice una coalición con compañeros de Sabadell y dificulta todo lo que puede la candidatura que finalmente se presentó en Sant Fost de Campcentelles.

Las europeas parecen ser lo único que les importa y a ello se dedican, ignorando al G.P. Se podía ir a recoger firmas y a los actos que ellos decidieran, pero la elaboración de listas se hace de forma completamente opaca: tanto, que Vicente Serrano no es conocedor de que aparece en la lista como candidato (en un lugar de mero relleno) hasta el mismo momento en que las mismas se publican, con el agravante que que él ni siquiera había firmado la autorización de candidatura (!!!!). Pretenden, además, ignorar en la papeleta el logo de Izquierda en Positivo, pues esperan presentarse a las elecciones únicamente con la marca “Revolución Ciudadana”, de Rafael Correa, cosa que finalmente no les permite la Junta Electoral Central.

La web del partido se redirecciona a una pagina estática donde solo aparecen temas relativos a las elecciones europeas, con el resultado de que a partir de ese momento es imposible afiliarse, no hay acceso a los documentos de IZQUIERDA EN POSITIVO ni a los comunicados anteriormente publicados, y la página no se puede actualizar. No hay tampoco información sobre las candidaturas municipales. Se elimina a Serrano y otro militante como administradores de la misma. Finalmente, ante todas esas carencias, Serrano reserva el dominio www.izquierdaenpositivo.eu y cuelga en el mismo los documentos fundacionales, así como información sobre las europeas (sacada de la estática que Del Amo y cia. han creado) y las municipales.

Tras las elecciones, Del Amo et alia se dan cuenta que Serrano sigue teniendo acceso al correo info@izquierdaenpositivo.es y cambian la clave, restringiendo el acceso al resto de miembros de los datos de afiliación, y posibilitando la manipulación del censo por parte de la dirección con total opacidad.

A petición de la afiliación de Barcelona, se ha intentado una reunión de todo el G.P. para poder convocar el Congreso que se acordó en la última reunión, con un resultado absolutamente infructuoso. La “dirección efectiva” del Partido, simplemente, ignora y ningunea al conjunto de su militancia.

Finalmente, se restaura la antigua web, en la que se puede observar que desde el 7 de mayo hasta el 19 de julio no se publica nada absolutamente. Y así sigue. Y, ya entre el mes de agosto y el de septiembre, las presencias intangibles que controlan el partido abren expediente disciplinario a Pedro Fernández y Vicente Serrano –miembros del G.P.– y les expulsan.

Conclusión.

Miguel del Amo, Enrique Sanjurjo y Toni García han usurpado un partido político con una base ideológica a la que no han aportado nada. Han abusado de la buena fe del resto del G.P. y de la militancia. Y, finalmente, han desperdiciado la oportunidad de crear un partido netamente de izquierdas y no nacionalista.

Por ello, las personas abajo firmantes comunicamos nuestra decisión de darnos de baja del partido Izquierda en Positivo, sin renunciar a las ideas que nos llevaron a crearlo ni a los documentos políticos que, para dicho partido, hemos contribuido a elaborar.

La página web www.izquierdaenpositivo.eu cambiará en breve su cabecera y mantendrá los documentos elaborados; y, mientras no acordemos la constitución de otra organización, se hará eco de aquellas noticias y opiniones que trabajen por una sociedad más justa y solidaria, lejos de mezquinos oportunistas.

Firmantes:

  • Alberto Martín
  • Domenec Benet
  • Eduardo Luque Guerrero
  • Jordi Cuevas Gemar (Grupo Promotor)
  • Juan Rey
  • María Dolores Albiac Blanco
  • Miguel Candel (Grupo Promotor)
  • Pedro Fernández  (Grupo Promotor)
  • Pilar González Pin
  • Vicente Serrano Lobato (Grupo Promotor)

Deja un comentario